Trastorno de la personalidad por dependencia

Las personas con una personalidad dependiente se caracterizan por dejar las decisiones importantes y las responsabilidades a otros permitiendo que las necesidades de las personas de las que dependen reemplacen las suyas.

Les falta confianza en sí mismos y se sienten intensamente inseguros sobre su capacidad para cuidar de sí mismos. A menudo protestan de esta circunstancia y no saben qué hacer o cómo hacerlo. Este comportamiento se debe en parte a la renuncia a expresar sus opiniones por miedo a ofender y en parte a la creencia de que los demás son más capaces.

Las personas con trastornos de la personalidad suelen tener rasgos de una personalidad dependiente, aunque estos rasgos se encuentran ocultos por los más dominantes del otro trastorno. A veces los adultos con una enfermedad prolongada o discapacidad física desarrollan una personalidad dependiente.

TRATAMIENTO

Psicoterapia

El pronóstico general para las personas con trastorno de personalidad dependiente es bueno. La mayoría de las personas con este trastorno han tenido una relación de apoyo con el padre o la madre. Esto les permite participar en el tratamiento en diferentes grados y explorar el origen de su comportamiento dependiente. Si las personas que siguen un tratamiento aprenden a ser más autónomas, es de esperar un mejor funcionamiento en su vida.

No existe un tratamiento específico para este trastorno. El objetivo general del tratamiento del trastorno de la personalidad por dependencia es aumentar el sentido individual autónomo del individuo y la capacidad de funcionar de manera independiente. La psicoterapia puede ser útil para ayudar a que la persona vaya tomando decisiones, poco a poco.

Medicación

La medicación también puede ser útil en el tratamiento de otros trastornos subyacentes tales como la depresión y la ansiedad.

Leer más
Agorafobia

La agorafobia consiste en un miedo irrefrenable a encontrarse en situaciones en las que escaparse puede ser difícil o embarazoso...

Cerrar